3.10.15

BIG, de lo frío a lo caliente

Fuente: arquitectura viva



Las mil y una noches representa un éxito universal de la comunicación. En aquel caso subyacía una necesidad perentoria: la supervivencia. Algo de esto tiene Hot to Cold: An Odyssey of Architectural Adaptation, la nueva monografía de BIG, el estudio danés liderado por el omnipresente Bjarke Ingels.

Como si de una Sherezade escandinava se tratase, Ingels nos narra sus obras a través de un recorrido termodinámico que va del calor desértico a los fríos polares, en un marco de explosiones visuales y termográficas. Editado por Taschen, este compendio es el contrapunto cromático de la negrura Sin City del ‘arquicómic’ de 2009, Yes is More.

El mundo es un gradiente térmico hostil. En esta geografía térmica, Ingels expone las diferentes condiciones climáticas a las que se enfrenta y los procesos que transforman estas condiciones en proyectos eficaces. Son relatos de supervivencia meteorológica. Supervivencia asimismo en un mundo de diversos ecosistemas económicos, políticos y culturales donde BIG busca ocupar un lugar intermedio entre los endogámicos discursos de los arquitectos y la cultura popular: lo que Ingels llama ‘utopismo pragmático’. Se trata de una posición de democracia nórdica, de equidistancia en el marco de los múltiples y contradictorios requerimientos de la arquitectura; un realismo optimista y omnívoro, un pragmatismo hedonista.

La lucha por la supervivencia también se presenta en un mundo mediático donde los gritos más estridentes son consumidos de manera instantánea y olvidados con la misma velocidad. Lo que importa es el relato y que este se formule respetando la unidad básica de información de nuestro presente, siempre inferior a los 140 caracteres por mensaje. No se sorprendan si Ingels trata de llamar su atención con cada narración. Que Sherezade capte su interés y sobreviva una noche más queda ya en sus manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada