29.4.16

Horror Cristalizado, Alfonso Parrado García y Jose Javier Durán Heras

Fuente: Alfonso Parrado García y Jose Javier Durán Heras



Compartimos hoy con vosotros la propuesta llevada a cabo por los jóvenes arquitectos Alfonso Parrado García y Jose Javier Durán Heras para el concurso “Columnas Cristalizadas” de la Fundación Mies van der Rohe. Bajo el lema “Horror Cristalizado”, la propuesta no se basa sólo en imágenes atractivas, que tanto daño están haciendo a la Arquitectura actual, sino que muestra un interés más profundo en el conocimiento de la obra de Mies y en el respeto a un estilo y a un edificio como el Pabellón de Alemania.


“El Pabellón refleja su construcción en su desmontaje. Se desmonta porque es moderno, y extrae de su transitoriedad, de su caducidad, el elemento estable, permanente, eterno de su forma. La presencia del vacío dejado por el Pabellón ha sido, desde 1930, la arquitectura de Mies. Vacío que para ser advertido como tal, precisa, previamente, el montaje de su representación, para, al ser desmontado su signo, quedar su presencia.”
EL HORROR CRISTALIZADO. Josep Quetglas. Barcelona Actar, 1991

Esta reflexión se convierte en el punto de partida de nuestra propuesta. Planteamos la reconstrucción del vacío dejado por la columnata desde el relleno del espacio intersticial. De esta manera reinterpretamos su carácter como filtro en el acceso al Pabellón. Tres planos de componente puramente horizontal, se dilatan para generar una espacialidad que adquiere cierta entidad en el recorrido de aproximación al edificio de Mies. La materialidad de estas superficies, que subdividen el espacio insinuado por la liviana estructura principal, deja entrever el objeto principal, induciendo al movimiento del visitante.

Del mismo modo que lo hicieran las columnas, nuestra propuesta pretende formar parte de la arquitectura del Pabellón, desde el contacto entre piezas heterogéneas, procedentes de materiales y matices formales distintos. El objetivo es la construcción del collage, sin restar protagonismo al conjunto. 

Es nuestro deber formalizar una propuesta que nos haga pensar en la columnata como una veladura previa al edificio, más allá de ser una barrera física o un elemento de referencia. El recorrido proyectado, se convierte en una experiencia más en la visita al Pabellón de Alemania.

“El objetivo final debe ser lograr una implantación para el Pabellón de Alemania que consiga abrirlo visualmente a la gran explanada de la fuente luminosa; que reconstruya la hilera de altas columnas jónicas de piedra que cerraban el espacio de esta gran explanada a este y oeste, permitiendo ver a su través los palacios situados detrás de las mismas: el de la ciudad de Barcelona, todavía existente en el extremo oriental, y el del Pabellón Alemán de Mies van der Rohe, a poniente.”
LA RECONSTRUCCIÓN DEL PABELLÓN ALEMÁN DE BARCELONA. Fernando Ramos y Cristian Circi. Revista Arquitectura nº 261, 1986

"En toda la arquitectura de Mies el primer y último trazo sobre el papel es horizontal. La definición formal del espacio se produce siempre y solo por planos horizontales. Los planos o las líneas verticales aparecerán más tarde, una vez el escenario haya quedado dispuesto. Por eso los recién llegados deben dejar reconocer entonces su movilidad de paneles correderos, su capacidad - o su condena - de deslizarse o detenerse arbitrariamente sobre cualquier punto del plano fundacional. Las retículas geométricas que acostumbran a aparecer en las perspectivas de Mies no están grabadas sobre el pavimento, son las líneas de fuga, de deslizamiento, de los objetos en contacto con el suelo. Señalan la corriente centrífuga que expulsa cuanto llegue al suelo. Sobre el plano horizontal que funda el escenario arquitectónico no hay columnas, hincadas en el suelo, constituyendo espacio a su alrededor.”
EL HORROR CRISTALIZADO. Josep Quetglas. Barcelona Actar, 1991



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada